contacto@fabiangarella.com.ar

Inteligencia Emocional

Bienvenido dolor !!!

Aprendimos desde muy pequeños e incluso antes, a no llorar, a no gritar, a no mostrar nuestra frustración y esos sentimientos allí quedaron, no expresados, guardados y enterrados en nuestro interior.

Toda esta acumulación es lo que conocemos como sufrimiento. Es posible que no seamos conscientes de él porque constantemente lo evitamos, al igual que evitamos todas aquellas situaciones que nos recuerden nuestros pesares. Pero en nuestra rutina diaria constantemente encontramos un disparador porque el dolor no expresado lo llevamos muy cerca de la superficie y reaccionamos defendiéndonos o atacando ante cualquier evento.

El dolor, tanto como la rabia, nos impiden sentir el amor en todas sus proporciones. Estas emociones al igual que el temor, no nos hacen libres para expresarnos como chispas divinas.

Leer más

Los límites de la mente

¿Qué cosas puede hacer el intelecto y qué cosas no puede hacer?
El intelecto puede preguntar, pero no puede responder
El intelecto puede creer, pero no puede crear
El intelecto puede imaginar, pero no puede conocer

¿Disponemos de alguna otra herramienta para acceder al mundo?
Hay una manera de unirse con el mundo que no se realiza a través de las palabras sino de las sensaciones.

Lo que usted llama”ego intelectual”
Un ego que nos engaña haciéndonos sentir de mil maneras no auténticas, inculcándonos gestos y movimientos estereotipados y haciéndonos ver que nuestra piel es nuestra frontera.

¿Cuales son los temores de este ego intelectual?

Leer más

Si quieres cambiar tu cuerpo, primero cambia tu conciencia

Nuestras células escuchan constantemente a nuestros pensamientos y se ven cambiadas por ellos.
Un ataque de depresión puede causar desastres en el sistema inmunológico; enamorarse puede fortalecerlo. La desesperación y falta de esperanza aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos o contraer un cáncer, acortando así la vida. El gozo y la satisfacción nos mantienen saludables y prolongan la vida. Esto significa que no es posible trazar con certeza la línea entre biología y psicología.

El recuerdo de una tensión, que es sólo una brizna de pensamiento, libera el mismo torrente de hormonas destructivas que la tensión en sí.

Como la mente influye sobre todas las células del cuerpo, el envejecimiento humano es fluido y cambiante; puede acelerarse, demorarse, detenerse un tiempo y hasta revertirse.

Leer más

Relaciones inteligentes

¿Tienes discusiones estériles que te cuesta encauzar?
¿Hay conversaciones difíciles que no sabes cómo enfrentar?
¿Te gustaría encontrar una mayor paz en tus relaciones?

Un altísimo porcentaje de los problemas entre los seres humanos tiene su origen en dificultades en la comunicación, que es el proceso a través del cual las personas podemos expresarnos, solicitar a otra persona que haga cosas que necesitamos, dar reconocimiento, asumir nuestras responsabilidades. La mayoría de las veces tenemos la tentación de asignar a nuestros interlocutores la responsabilidad de lo que nos pasa, de nuestras emociones, de nuestros sentimientos, de aquello que no es como nos gustaría. Pero en estos casos el poder de nuestros sentimientos y de lo que ocurre en esa interacción no es completamente propio, es decir, el otro tiene el poder sobre lo que a mí me pasa.

Muchas veces nos frustramos porque las cosas no salen como esperábamos, porque el otro no responde según nuestras expectativas. Un proceso de comunicación se produce entre dos personas: un emisor y un receptor (que a su vez se convierte en emisor) entre las cuales hay un mensaje que se transmite. Este mensaje puede tener distintas características, entre las cuales una de las más importantes es la intención que tenemos al decir lo que decimos. Y otra, es la forma en que construimos el discurso.

Leer más

Baja autoestima

Casi universalmente existe un sentimiento arraigado en cada persona de todas las culturas y sociedades de nuestro mundo, que de alguna manera no somos lo suficientemente buenos.

Sentimos que no merecemos reconocimiento por lo que hemos contribuido a familias, comunidades y lugares de trabajo. Sentimos que no somos merecedores de ser honrados y respetados como seres humanos. A veces, incluso, nos sorprendemos de que seamos lo suficientemente buenos como para estar vivos.

Y aunque esta baja autoestima puede no siempre ser consciente, está ahí continuamente, y ofrece la base subyacente para la forma en que enfocamos la vida y nuestras relaciones con otras personas. Como maestros de la supervivencia emocional, a menudo nos encontramos actuando escenas de la vida real que equivalen a valores imaginarios que nos colocamos en nosotros.

Leer más

¿Qué es una emoción atrapada?

Durante el viaje por esta experiencia que llamamos vida, estamos continuamente experimentando emociones de algún tipo. Las emociones dan color a nuestra vida. Si echamos la vista atrás y recordamos alguna experiencia feliz de nuestra vida, algo que nos llenase de alegría u orgullo, seguro que veremos que inevitablemente esa experiencia estaba asociada a determinadas emociones, en este caso de las llamadas positivas como alegría, conexo, seguridad, etc.

Pero no todo en la vida es tan alegre, todos hemos tenido desafíos en forma de situaciones asociadas a emociones abrumadoras. La mayoría preferimos olvidar estos desafíos, pero desafortunadamente la influencia de estos acontecimientos puede quedarse con nosotros en la forma de emociones atrapadas. A veces, por motivos que aún no comprendemos, las emociones no se procesan completamente. En estos caso, en lugar de simplemente experimentar la emoción y liberar esa emoción, la energía de la emoción queda de alguna manera atrapada dentro del cuerpo físico.

Leer más

La mente, el pensamiento y la felicidad

“Todos los cambios son difíciles porque requieren un esfuerzo, un pequeño dolor. Pero la elección está entre este pequeño dolor o el gran dolor de seguir presos de nuestros errores, bloqueos y sufrimiento, y repetirlos a perpetuidad”.

¿De qué hablamos cuando hablamos de la mente?

En occidente se tiende a identificar la mente y el pensamiento, pero no son lo mismo. La mayor parte del tiempo nos dejamos llevar por el pensamiento, reflexionando sobre las cosas, en una reflexión que, generalmente, nos aleja del silencio, la paz, la claridad, que es realmente la naturaleza de la mente.

La felicidad es precisamente no pensamiento. En cualquier momento de felicidad que tengas, observarás que no hay pensamientos. Sin embargo, siempre estamos buscando la felicidad a través del pensamiento; buscando razones, técnicas o estrategias para ser feliz. Cuando, en realidad, para ser feliz sólo necesitas acallar el pensamiento y abrirte.

Sin embargo, aunque en la felicidad no haya pensamiento, ¿el pensamiento sí puede ser una forma de empezar a acercarnos a la felicidad, de comenzar su búsqueda? Un pensamiento adecuado puede ayudarte al principio, aunque sea para destruir con argumentos nuevos los viejos pensamientos que te impiden ser feliz. Pero seguir pensando, sumar pensamientos, no te va a hacer más feliz, sino que puede ir sumando capas que cubren y esconden la felicidad que ya tienes dentro. Puedes usar el pensamiento, al principio, para acabar fuera del pensamiento.

Leer más

El desapego para la felicidad

Sólo tu, puedes hacerte feliz y todos los momentos presentes lo son porque tú estás en ellos. Y hoy, en el eterno presente, en el aquí y el ahora, tú serás feliz aunque hoy te acompañe esto o lo otro. Y podrás ir pasando de un momento a otro en la vida disfrutándolo plenamente, sin llevar cargas emocionales del pasado. Y como los lirios del campo y los pájaros del cielo estarás libre de preocupaciones viviendo siempre el Eterno presente.
Buda dijo: El mundo está lleno de sufrimientos; la raíz del sufrimiento es el apego; la supresión del sufrimiento es la eliminación del apego.

El desapego podría definirse como “carencia de sed”. Piensa en el ánimo de una persona desesperada por la sed y en el de alguien que no la tiene. Observa mentalmente la diferencia. ¿En cual ves paz, tranquilidad, seguridad y en cual lo contrario? Ahora observa el mundo, la infelicidad que hay en torno y dentro de ti. ¿Qué la causa? La situación económica, el desempleo, las guerras, la soledad …
Si observas bien, verás que no es nada de esto, porque si esto se solucionara aparecerían otros temas que seguirían causando la infelicidad.

Leer más

¿Qué es la abundancia?

La abundancia es un estado del ser. La abundancia es el estado en el cual sientes que tienes todo lo que quieres. Es un sentimiento activo, una emoción. La abundancia esta en tu humor vibratorio, la abundancia esta en tus emociones diarias. La abundancia es parte de tu integridad y esta en tu mente, cuerpo y espíritu. La abundancia no es una cuenta en dólares o cosas materiales como mucha gente piensa.

Leer más