contacto@fabiangarella.com.ar

Lecturas para el Alma

El punto negro

Cierto día, un profesor entra al salón de clases y les dice a los alumnos, que se preparen para una prueba sorpresa.
Todos se pusieron nerviosos, asustados por el exámen que vendría, mientras el profesor iba entregando la hoja del exámen con la parte frontal para abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba.

Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que dieran vuelta la hoja y vieran el contenido. Para sorpresa de todos era una hoja en
blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo:
– Ahora van a escribir una redacción sobre lo que están viendo.

Leer más

Reencontrarse con la vida

Alan Cohen ha creado un sistema de doce pasos para ayudar a las personas a reencontrarse con lo que llaman en inglés bliss. En español puede traducirse como “fortuna” o “bendición” pero para mi es la vida misma.

Para reencontrarnos con nuestra vida:
1) Dígase a usted mismo la verdad: divida una hoja de papel en dos columnas y escriba al lado izquierdo todo lo que le encantaría hacer. Después escriba al lado derecho todo lo que está haciendo sin entusiasmo. Escriba como si nadie fuese a leer lo escrito, y no censure ni juzgue sus respuestas.

Leer más

Feliz año 2013 !

Quizás dé lo mismo si se trata de un año nuevo…o de un nuevo grupo de pertenencia,
…de un nuevo lugar donde vivir,. de un nuevo amigo, o de una nueva pareja.

Nada puede ser realmente nuevo si uno lo vive desde viejas actitudes.

Por eso les deseo y me deseo…
Que no se nos vaya nuestro tiempo de vida en asuntos que realmente no valgan la pena.
Nadie vino a este mundo… a encerrarse en un lugar seguro … a lograr la aprobación de los demás,… a “matar el tiempo”.
El tiempo es algo precioso:..un recurso no renovable.

Leer más

Cómo ser espiritual

Si estas básicas intenciones están presentes dentro de tí, Dios toma la responsabilidad de expresarlas. Todo lo demás que tú hagas es secundario. Sin embargo aún así puedes ejercer una gran influencia por medio de tu conducta diaria. Aquí están las reglas fundamentales para la vida espiritual que han probado ser efectivas para mí personalmente y que siento trabajarán para muchas personas.

Leer más

Las relaciones de pareja

La mayoría de la gente inicia una relación con las miras puestas en lo que puede sacar de ella.

Pero hete aquí que el objetivo de una relación es decidir qué parte de ti mismo quisieras ver “descubierta”; no qué parte de la otra persona puedes capturar y conservar.
Sólo puede haber un objetivo para las relaciones, y para toda la vida: SER Y DECIDIR QUIEN REALMENTE SOS.

Resulta muy romántico decir que tú no eras “nada” hasta que llegó esa otra persona tan especial; pero eso no es cierto. Y, lo que es peor, supone una increíble presión sobre esa persona, forzándola a ser toda una serie de cosas que no es.
Como no quiere “desengañarte”, trata con gran esfuerzo de ser y hacer todas esas cosas, hasta que ya no puede más. Ya no puede completar el retrato que te has forjado de él o de ella. Ya no puede desempeñar el papel que le has asignado. Entonces surge el resentimiento. Y después la cólera.
Finalmente, para salvarse a sí misma (y a la relación), esa otra persona especial empieza a recuperar su auténtico YO, actuando más de acuerdo con Quien Realmente Es. Y en ese momento es cuando vos decís que “realmente, ha cambiado”.

Leer más

Desarrollo de la conciencia

Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior . Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.

Algunas sugerencias para favorecer el desarrollo de la conciencia

Leer más

La soledad no existe

¡Cuánta gente se queja de la soledad!.

Pues bien, deben saber que han sido ellos quienes han creado esa soledad en sí mismos, en su cabeza. En realidad, nunca se está solo. Y, ¿por qué entonces se sienten solos? Porque no tienen demasiado amor. Ellos os dirán: “¡Pero cómo, si tenemos demasiado amor, no hacemos más que soñar con el amor!” Precisamente ahí está su error, sueñan con el amor, esperan el príncipe o la princesa de las Mil y Una Noches y por eso se sienten solos: porque esperan el amor en lugar de buscarlo en ellos mismos. El amor que se espera, nunca llegará. No hay que esperar que el amor venga del exterior, el amor está dentro de nosotros. Dejad que salga, que se manifieste porque sólo así lo encontraréis realmente.

Leer más

La Honestidad

Ser honesto es ser real, auténtico, genuino. Ser deshonesto es ser falso, ficticio, impostado. La honestidad expresa respeto por uno mismo y por los demás. La deshonestidad no respeta a la persona en si misma ni a los demás. La honestidad tiñe la vida de apertura, confianza y sinceridad, y expresa la disposición de vivir en la luz. La deshonestidad busca la sombra, el encubrimiento, el ocultamiento. Es una disposición a vivir en la oscuridad.

La deshonestidad no tendría ningún papel en un mundo en que imperara la realidad y estuviera habitado por seres humanos plenamente conscientes. Desgraciadamente, debemos de convivir con la deshonestidad. Los humanos, abrigamos una variedad de tendencias e impulsos que no armonizan espontáneamente con la razón. Los seres humanos necesitan práctica y estudio para convertirse en personas benévolas en las que retomar la chispa divina de la que emergimos. En ese intento hacen muchas cosas que la prudencia les aconseja ocultar. Mentir es una “fácil” herramienta de ocultamiento y, cuando se emplea a menudo, pronto degenera en un vicio que arrastra hacia lo contrario.

Leer más

Duelar lo que no fue

Hay vidas que quedan detenidas, como un tren lleno de pasajeros que se demorara en una estación aguardando a alguien que no se decidiera a subirse (pero durante horas, días, meses, años…). Un tren que, mientras tanto… no puede llegar a destino!

En ese punto, si nos sucede, nuestra existencia se ha convertido en una sala de espera para lo que no es (y no sabemos si llegará a ser): nos hemos quedado aferrados a nuestra idea de cómo debían ser las cosas… y nos cuesta soltar esa idea, aún con costos altísimos!

Leer más