contacto@fabiangarella.com.ar

¿Podemos cambiar nuestra vida?

¿Podemos modificar las situaciones que vivimos? ¿Hay que resignarse al destino? ¿Existe la felicidad? ¿Qué podemos hacer?

A nadie tomará por sorpresa saber que vivimos en un mundo que pertenece a la dualidad. Existe el bien y el mal, la luz y la oscuridad, todo lo que encontremos en este plano tiene su contrapuesto. Permanentemente estamos eligiendo uno de ellos y rechazando su opuesto, pero los contrapuestos son extremos de la misma cosa y no podemos dividirlo.

Como si fuera una regla, en un extremo se ubica la luz y si recorremos la regla en sentido opuesto encontramos la oscuridad, pero AMBOS son necesarios para que exista la regla ya que si no tuviéramos oscuridad no veríamos la luz y viceversa.

Tomamos arbitrariamente un extremo a partir de nuestras creencias, educación, mandatos familiares o hábitos culturales, pero no quiere decir que el otro extremo deje de existir. Entonces vemos la vida a través de lo que hemos “aceptado” de la realidad y “renegamos” su opuesto.

Como escribió el pensador Español Ramón de Campoamor “Nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira”.

Cada uno de nosotros eligiendo la forma de ver la realidad, la estamos creando. Por ejemplo muchas veces escuchamos decir “qué día triste … está nublado”, la realidad es que el día nublado no es ni triste ni alegre, es el observador quien elije verlo de esa manera, seguramente otras personas encontrarán los días nublados fabulosos para hacer sus actividades. Sin duda quien lo ve triste, ese día va a sentirse triste porque él lo está creando así.

ESTE ES EL PODER MÁS IMPORTANTE QUE TENEMOS LOS SERES HUMANOS … DECIDIR !!!

Somos LIBRES de decidir cómo ver la realidad, pero olvidamos este poder que nos han dado. Si “cambiamos la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma”. Nos pasamos la vida creyendo que es nuestro karma, el destino o la mala suerte, vivimos sufriendo y afirmando que nunca podremos ser felices y adivina …. eso mismo estaremos creando.

Lo cierto es que en el universo todo tiende a la armonía y esta es otra realidad que dejamos pasar. Cuando miramos desde un cristal negativo y pesimista nos cerramos a ese poder natural creando desarmonía, enfermedad, ira, miedo, desdicha, soledad, angustia, etc.

Al elegir crear nuestra realidad con una mirada positiva, entonces le damos paso a este otro PODER infinito que se manifiesta en todo momento y “los problemas tienden siempre a resolverse SOLOS”. ¿Cómo dice? Sí, es así de simple.

Cuántas veces tenemos un inconveniente y nos esforzamos por encontrarle una salida sin poder hacerlo, nos empecinamos en lograr salir de la situación de una “determinada” manera (o forma de ver la realidad) y nos frustramos, nos desesperamos y sufrimos. Pero cuando nos relajamos frente al problema, cuando aparece otra cosa más importante y dejamos de “mirarlo” entonces se presenta la solución perfecta naturalmente justo por el lugar menos esperado.

Es como si nos tiráramos al río Paraná frente a la ciudad de Rosario y decidiéramos nadar para llegar a San Lorenzo en contra de la corriente. Seguramente nos agotaremos y estaremos en riesgo inminente de ahogarnos. En cambio si aceptamos esa realidad y nos dejamos flotar, cierto es que podremos llegar hasta el Uruguay, y aprender de una nueva realidad que nunca nos hubiéramos imaginado.

Los problemas no son entidades que van caminando por la vida, solo son una “forma de ver la realidad” que podemos cambiar si así lo decidimos.
Me podrá decir “pero como hago si estoy enfermo, o si no tengo qué comer, o no puedo siquiera cumplir mis compromisos” … continúa siendo sólo una manera de ver las cosas. Si estás enfermo tienes la maravillosa oportunidad de modificar tu vida de acuerdo a lo que tu cuerpo te está diciendo, si no tienes que comer seguramente es porque no te has permitido caminar por otro camino, si no puedes cumplir tus compromisos es el momento oportuno de cambiar la manera de hacer tus cosas. Claro está, para esto es necesario animarse a desterrar creencias, mandatos familiares, costumbres culturales, hábitos de pensamientos.

¿Por qué no puedes vivir de otra manera? ….. ¿Acaso no te lo mereces?

Este es nuestro mayor poder: DECIDIR CAMBIAR deliberadamente, y toda tu realidad cambiará mágicamente guiado por la armonía del universo. Tú siempre elijes como vivir, por cierto lo estuviste haciendo sin ser consciente de ello.

Elige sanar, elige vivir, elige ser feliz sabiendo que el universo estará siempre a tu favor y esa será tu realidad.

Abrazo del alma.

 

Fabián Garella
Terapeuta Decodificador Biológico
Consultor en Inteligencia Emocional
Facilitador de actitudes para ser feliz
www.fabiangarella.com.ar
(Artículo publicado en la revista El Sendero del Medio)

 

VOLVER AL INICIO

free vector