contacto@fabiangarella.com.ar

Regresar

Cuando regresas a tu interior después de un largo caminar, observas que ya nada es igual… buscas tanto afuera que terminas agotado e insatisfecho de encontrar solo pompas de jabón que se disuelven con el aire que les toca, así y todo pasas la vida tratando de encontrar la paz o la felicidad en los demás, tratando de proporcionarte esos momentos para poder decir que eres feliz, mas todo se desploma en un segundo, cuando los otros no son lo que tu creías, y en tu mente les edificaste altares y admiraciones…

Los sujetos del ego se unen y se transforman una y otra vez para que tú comprendas alguna vez que nada esta afuera, por eso lloras y sufres, te atormentas, y pierdes todo lo que dices amar, porque si bien es cierto que amas, lo que mas se hace es querer y con eso retienes, sea como sea, a las personas porque tu propio ego domina y manipula tanto fuera a los demás como dentro, creando estructuras de auto castigo de distintas formas, ya sea auto compasión, remordimientos, dolor, envidias, tormentos, castigos, lamentos, quejas, aburrimiento por todo… es una perdida de fuerza y de energía, te conviertes en tu propio vampiro de energías insanas, y ahí pasa largo tiempo, hasta que logras salir de ese especie de cloaca putrefacta llena de pensamientos negativos, cuando sales dices que estas bien, pero como no has comprendido aun, caes repetidas veces en los mismos espacios vacíos como un plomo y te azotas nuevamente contra el suelo, y esto lo puedes repetir una y otra vez a lo largo de la vida, hasta que llega el momento en que te encuentras a ti mismo…

Recobras la conciencia que no recordabas y que te tenia extraviado, y es ahí en ese momento en que deja de girar la rueda, para que puedas salir y comienzas a contemplar desde el otro lado lo que pasaba aquí, es como cruzar a la otra acera, y desde allí miras donde estabas hasta ahora…

No lamentas haber vivido nada, ya que todo te enseño a comprender hasta este momento cómo se manifiesta la mente de los pensamientos, y desde ese punto ya no te aferras a nada ni a nadie, ya que todo dejaras un día cuando desencarnes, solo aprendes a amar con infinitud a todos porque has  comprendido que todos llegaran al mismo punto, la otra acera, y desde ahí comenzara el nuevo camino que se recorrerá en paz y armonía… sintiendo que la felicidad solo la encuentras dentro de ti, en tu SER y caminas con èL desde que le descubres y sabes que èL te acompañara cuando cruces el umbral y cuando renazcas nuevamente estar ahí, ayudándote a evolucionar y a caminar cada día en esta dimensión y en todas donde te corresponda ir…

Con infinito amor desde el SER…

Sonia Hermosilla

VOLVER AL INICIO

free vector