contacto@fabiangarella.com.ar

conflictos

El aparato digestivo

31.05.2013
|

Los conflictos que afectan al aparato digestivo generalmente están relacionados con todo lo que se puede reunir bajo el término genérico de pedazo: el pedazo a atrapar, a ingerir, a asimilar y a eliminar.

· La lengua: el sabor de las cosas. (La vida ya no tiene buen sabor.) Si este musculo se ve afectado, se desarrolla una desvalorización relacionada con el hecho de utilizar la lengua para, por ejemplo, hablar.

· Las encías: (Mi palabra ya no tiene importancia).

· Los dientes: (No tengo derecho a ser agresivo; no me permito ser mordaz).

· El esófago: está formado por dos partes. La parte superior (ectoblástica) corresponde al conflicto: ((Me imponen algo, me atiborran como a un animal y no me apetece lo que me imponen, no puedo aceptarlo pero me veo obligado a tragármelo)); y la parte inferior (endoblástica), que corresponde al conflicto inverso: (Quiero atrapar el pedazo, pero no lo tengo).

· El estomago: está formado por dos partes. La pequeña curvatura: (Contrariedad en el territorio. Me imponen a alguien a quien no puedo tragar). Ulceras. Y la gran curvatura: conflicto de escasez + conflicto indigesto (comportamiento inaceptable).

Leer más

Biodescodificación: El Proyecto/Sentido

20.04.2013
|

Desde la concepción, parece marcado a hierro el deseo de los padres, de sus proyectos, de sus conflictos. Es lo que Marc Fréchet llamaba el “proyecto/sentido”, del cual puede ser necesario liberarse para encontrar nuestra verdadera identidad y curar los síntomas resistentes.

Marc Fréchet decía que el bebé es un “yecto”, pero que antes de ser un “yecto” ya era un pro-yecto. Antes de estar concebido, era una idea preconcebida. Es interesante apuntar que lo Chinos hacen empezar el nacimiento de un individuo no en el nacimiento, ni en la concepción, sino tres meses antes. No hay concepción sin un deseo de concepción. Este deseo, que corresponde a un proyecto de los padres, puede caer en el inconsciente.

He aquí el ejemplo de una mujer, cuyo marido se iba cada fin de semana con sus amigos. Se sentía sola. En ella, había este proyecto de contacto con su marido. Hubo concepción. El niño es la solución de los conflictos vividos por la madre durante este período. En el óvulo está presente inconscientemente este proyecto, al cual responderá el niño. Es el efector, el reparador. Este hijo, que tuve de adulto en terapia, tuvo precisamente problemas de contactos con los demás. Su vida traduce este proyecto que él mismo va a concretizar.

Leer más

¿Qué es un conflicto?

20.09.2012
|

No se trata, como algunas veces se indica, de un hecho exterior, como por ejemplo, una muerte, un despido, una mudanza, una discusión…la única causa que provoca un conflicto. Si fuera solo esto sería mucho más fácil de desactivar, de hacer una unión entre la enfermedad y el acontecimiento exterior. La terapia sería muy efectiva y la prevención aún más, pero esto no se corresponde con la realidad.

Numerosas personas han tenido muchas dificultades (divorcio, discusiones con vecinos, enfrentamientos, problemas profesionales, problemas con los estudios…) y ninguna enfermedad se ha expresado a través de su cuerpo, mientras que otros que aparentemente lo tienen todo para ser feliz, manifiestan diversas patologías. Es como una injusticia aparente que responde a una lógica oculta.

Ahora si observamos las necesidades interiores, nuestros deseos y nuestras creencias, nuestra historia, es como si el conflicto tuviera su origen cuando se encuentran estas dos realidades: la necesidad interior y la exterior. “Tengo hambre, pero no tengo nada para comer”.

Leer más

Disolver Conflictos

Todos los seres humanos tenemos dos aspectos que mostrar al mundo:
la cara amable, con todas las cualidades y fortalezas que hemos desarrollado, y el aspecto negativo con todos nuestros defectos, fallas de carácter, e innumerables carencias.

A esto habría que añadir que cuando la parte positiva está muy desarrollada, por lo regular también la sombra es muy poderosa.

La ciencia de la felicidad consiste, en saber alinearse para poder obtener lo mejor que cada ser tiene para dar. Esto se logra solamente cuando somos capaces, de mantener nuestro enfoque, en su lado positivo.

Cuando ocurre lo contrario (percibes reiteradamente sus defectos, no escatimas en la crítica, y rechazas un determinado comportamiento que tú desapruebas) entonces creas la correspondencia exacta para que esa persona descargue en ti toda su negatividad.

Leer más