contacto@fabiangarella.com.ar

liberación

¿Qué son las creencias ?

Las creencias representan una adaptación al entorno que nos permite estar vinculados con él, pero que al mismo tiempo nos aísla. Ya no vemos el entorno sino nuestras creencias. Son filtros que tenemos entre el mundo y nuestra comprensión del mundo. Percibimos el mundo a través de los criterios que queremos satisfacer, a través de las esperas (en el sentido de presupuestos) que deforman la realidad y modelan la percepción, selectiva, que tenemos de él.

Cuando el ser humano vive una serie de sucesos agradables, su inconsciente busca lo que es común en todo esto. Se construye a partir de ahí, y siempre va a buscar este elemento común. A partir de aquí, se construye y siempre buscará este elemento común. Si en su infancia tenía cumplidos, recibía la estima cada vez que conseguía algo, buscará siempre tener éxito en su vida.

Del mismo modo, busca el factor común en los sucesos desagradables. Esto puede ser cada vez que enseñaba sus emociones, sus padres lo criticaban, le hacían la moral, o bien lo ridiculizaban. En sus actitudes, buscará apartarse de esto: evitará hablar de sí mismo, ya no enseñará sus emociones.

Leer más

Las razones de tu sufrimiento

Querer controlarlo todo.

Desear que las cosas sean como tú quieres.

Aferrarse a lo que no puede ser.

Desear que el pasado sea diferente.

Querer que otros sean como tú quieres que sea.

No aceptarte tal como eres en cada momento.

En resumen, vivir en tu mente y perderte del presente.

– Osho –

Leer más

Dejar ir

Dejar ir es una de las lecciones mas difíciles de asimilar, porque siempre queremos tener lo que más deseamos: Ser amados con reciprocidad, obtener los éxitos, logros, objetivos propuestos.

Cuando no conseguimos aquello que anhelamos viene la frustración, la ansiedad, depresión, el dolor, la angustia, y todo lo demás.
Queremos que las personas y los eventos fluyan y sean como a nosotros nos conviene, pero lamentablemente, así no es como funciona. Muchas personas vienen, para enseñarnos lo que necesitamos y luego se van.

Dejar ir cuando se ama demasiado, como en el amor de pareja es muy difícil y doloroso, eso sin contar con el apego, el ego, el orgullo, el amor propio herido.
Cuando no somos amados con reciprocidad, es imprescindible comprender que hay que liberar a ese ser que amamos, para que encuentre su destino y sea feliz. Desear la felicidad del otro, antes que la de una misma, eso, es amor verdadero e incondicional.

Leer más

El valor del desahogo

Werner Erhard dijo una vez que ‘lo que no se puede desahogar lo gobierna a uno’. Estoy totalmente de acuerdo. La gente nota las cosas telepáticamente, lo quiera o no, así que ni se te ocurra querer engañar a nadie. Además, el cuerpo nunca miente. Y si pretendas que mienta, es muy dañino y doloroso para tu cuerpo.

Leer más

Para dominar al ego

He aquí siete recomendaciones para ayudarte a trascender esas arraigadas ideas de la vanidad. Todas ellas están destinadas a evitar que te identifiques en una clave falsa con el ego y la vanidad.

1. No te sientas ofendido. La conducta de los demás no es razón para quedarte inmovilizado. Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte. Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontrarás cada dos por tres. Es tu ego en plena acción, convenciéndote de que el mundo no debería ser como es. Pero puedes convertirte en degustador de la vida y corresponderte con el Espíritu universal de la Creación. No puedes alcanzar la fuerza de la intención sintiéndote ofendido. Por supuesto, actúa para erradicar los horrores del mundo, que emanan de la identificación masiva con el ego, pero vive en paz. Como nos recuerda A Course in Miracles [Curso de milagros]: «La paz es de Dios; quienes formáis parte de Dios no estáis a gusto salvo en su paz». Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.

Leer más

El miedo – Nelson Mandela

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos inmensurablemente poderosos.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos atemoriza. Nos
preguntamos, ¿quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso y
fabuloso?

En realidad … ¿Cómo podrías no serlo?

Leer más

El agradecimiento

Una de las claves del respeto y por consiguiente de la alegría interna y la iluminación es aprender a ser agradecido y a dar las gracias con gratitud y con una adecuada comprensión.

Ciertamente dirán que algunas veces no hay por qué dar las gracias y que eso cultiva una actitud inocente, pasiva y débil. En verdad la gratitud es todo excepto debilidad. Abre la puerta a una ciencia y conocimiento superiores. Un acto emanado de la gratitud es siempre beneficioso y bello. No saber dar las gracias no significa fortaleza en lo absoluto sino debilidad. Una persona prisionera de su descontento cae en estados mentales negativos que le roban su fuerza y su energía.

La expresión “gracias” no es una mera frase educada y convencional. Es por sobre todo una frase mágica, un encantamiento sagrado, un poderoso mantram transmitido a todas las personas por los grandes maestros espirituales y sus discípulos más iluminados.

Leer más

El perdón: la puerta hacia la libertad interior

El perdón es la fuerza sanadora más poderosa del universo, y es la puerta hacia la libertad. Pues sólo perdonando a los demás y a ti mismo podrás sentirte libre interiormente.

El perdón proviene del Amor, por eso sólo puedes perdonarte si te amas a ti mismo. Y después de haberte perdonado, sentirás un Amor aún más profundo, el Amor se habrá expandido. Perdonar es el mayor regalo que puedes darte a ti mismo.

A veces tenemos ciertas resistencias a perdonar. Pensamos que si nos perdonamos o perdonamos a alguien, le estaremos quitando importancia a lo sucedido.

Pero en realidad no se trata de perdonar lo que uno mismo o el otro hizo. Se trata de perdonar el por qué actuamos de determinado modo.

Leer más