contacto@fabiangarella.com.ar

toma de conciencia

El inconsciente biológico

5.09.2014
|

El inconsciente biológico nos conecta con nuestros síntomas, con nuestras enfermedades, también nos conecta con las circunstancias que vivimos, con las relaciones que tenemos: la pareja, nuestro jefe, nuestros amigos, las personas con quienes interactuamos.

El inconsciente biológico nos conecta bajo el filtro de nuestras creencias. Nuestras creencias mas profundas se convierten en el patrón que va a dar forma a nuestras experiencias.

Para el inconsciente, que no vive la dualidad, tal como la entendemos nosotros, la realidad es muy diferente. Para él lo real es igual a lo virtual, no puede diferenciar entre lo que ocurre y lo que el cree que ocurre. El reacciona como si todo lo que pensamos, sentimos y vivimos fuera realidad. Hay una línea delgada entre imaginación y la realidad.

Leer más

Ser consciente de uno mismo

En palabras de John Mayer, un psicólogo de Universidad of New Hampshire que, junto a Peter Salovey, de Yale, ha formulado la teoría de la inteligencia emocional, ser consciente de uno mismo significa «ser consciente de nuestros estados de ánimo y de los pensamientos que tenemos acerca de esos estados de ánimo».

Ser consciente de uno mismo, en suma, es estar atento a los estados internos sin reaccionar ante ellos y sin juzgarlos. Pero Mayer también descubrió que esta sensibilidad puede no ser tan ecuánime, como ocurre, por ejemplo, en el caso de los típicos pensamientos en los que uno, dándose cuenta de sus propias emociones, dice «no debería sentir esto», «estoy pensando en cosas positivas para animarme» o, en el caso de una conciencia más restringida de uno mismo, el pensamiento fugaz de que «no debería pensar en estas cosas».

Leer más